Tiene influencias de meigas
y tal vez de María Pita
pues, aunque posee dones,
su constancia es infinita.

¿Virtudes? Haberlas haylas
y las ofrece al servicio
del equipo destacando
su altura y su sacrificio.

Estira sus largos brazos
y los convierte en muralla,
fuerza al extremo sus músculos
cuando prolonga la malla.

Y, cuando llega la hora
de buscarla en el ataque,
su potencia es un cañón
de indefendible remate.

(Dedicado a Patricia Suárez)

Anuncios