Da igual si está luna llena,
si está menguante o creciente
o es una noche sin luna
pues será ella quien la encuentre.

Aunque esté en lo alto del cielo,
aunque la oculten las nubes,
aunque toque el horizonte
o un satélite la oculte.

Aunque le venga de un lado
o se la encuentre de enfrente
tensará su largo brazo
y la golpeará fuerte.

(Dedicado a Wivian Gadelha)

 

Anuncios