KokeLanzan rayos que golpean
la corteza de la tierra,
el miedo calla los llantos
y el fuego todo lo quema.

Alguien sale de la casa
con la mirada hacia el frente,
va pisando las hogueras
que ni siquiera las siente.

Tiene la coraza innata
que repele las descargas,
su nariz resopla el aire
y la oscuridad escampa.

Su respiración se escucha
dentro de todos los muros
y se encienden las farolas
y la esperanza en el mundo.

(Dedicado a Koke Resurrección)

Foto: José Antonio García Sirvent

Anuncios