Javier Flaño

Llegó un momento en su vida
en que ésta agonizaba
y, abandonándolo todo,
se fue a buscarla de cara.

De cara vio llegar la vida
y fue con toda su alma,
entró con toda su alma,
lloró con toda su alma.

(Dedicado a Javier Flaño)

Anuncios