018F.San Francisco Javier

Siento que mis ojos brillan
como brillaban los tuyos,
siento que mi cuerpo tiembla
igual que temblaba el tuyo.

Siento que mi alma se encoge
como se encogió la tuya
y las piernas me traicionan
pues no vienen en mi ayuda.

¿Se te clavaron las tuyas
delante de San Ignacio
cuando lanzó su mensaje
a tu ser desorientado?

(A San Francisco Javier)

Anuncios