014F.Osasuna-Zaragoza

Manadas de distintas especies
separadas en jaulas diferentes,
ejércitos de pacificación
que montan su guardia
en la frontera de las tribus,
botellas precintadas para evitar
que los líquidos se puedan mezclar.

Nostalgia de las tardes de hermandad
compartiendo bota de vino
con todos tus vecinos
fuesen de tu equipo
o del hoy tu enemigo.

Me preguntaste quién era
ese rubio con cara de inglés,
es un internacional irlandés,
y me dijiste mira qué bueno
es nuestro delantero centro.

Me felicitaste por la victoria
y yo te deseé mucha suerte
en los partidos siguientes,
un abrazo y una sonrisa,
gracias por todo, qué rico
estaba tu vino tinto.

Fútbol que hoy naufraga
por los mares de la rivalidad,
fieras separadas por verjas,
qué morriña me da recordar
el sabor afrutado y añejo
de las tardes de fraternidad.

(Dedicado a los que añoran la hermandad de los Osasuna-Zaragoza)

Anuncios