FINA DE LA EUROCOPA 2008

En la lejana distancia
alguien lo vio iluminarse
con la presteza de un rayo
lanzándose hacia delante.

Un obstáculo alemán
fue a cruzarse en su camino
pero una descarga suya
de su acecho se deshizo.

Hizo brillar un destello
bello y, a la vez, letal
que el pararrayos más fuerte
fue incapaz de interceptar.

Encendió de luz la noche
mientras un país ardía
de rabia, de gloria, de historia
y, cómo no, de alegría.

(Dedicado a Fernando Torres)

Anuncios