“Qué pensaría el hidalgo”

Es la versión voleibol
de los molinos de viento
que parecieron gigantes
al hidalgo aventurero.

Tan alta que roza el cielo
y con dos brazos tan largos
que, cuando los pone en órbita
y ejecuta sus zarpazos,

no hay reo sobre la pista
que pueda salir ileso
de la justicia que ejerce
en remate y en bloqueo.

¿Qué pensaría el hidalgo
si en un lugar de la pista
se enfrentase a Ana Correa
como rival deportista?

(Dedicado a Ana Correa)

Anuncios

“El Imperio vuelve a jugar”

Orilla mediterránea
que guarda su sabor a imperio
donde el león devoraba
al ajusticiado reo.

Siglos después en Tarraco
el Imperio vuelve a jugar
y un equipo de leonas
las anfitrionas serán.

Sabed cuál es vuestra historia,
qué tipo de animal sois,
sentid el hambre y sacad
vuestro instinto más feroz.

Mirad a la grada y ved
sus pulgares hacia abajo
y, cuando os llegue el balón,
no lo dudéis, ¡devoradlo!

Dedicado a la Selección Española ante los Juegos Mediterráneos Tarragona 2018

“Rodeado de leonas”

Rodeado de leonas
debido a su profesión
mas, que nadie se confunda,
Pascual no es un domador.

Él se introduce en su hábitat
desde que son jovencitas
y les infunde confianza
para sacar de sí mismas

los colmillos y las garras,
el rugido más feroz,
el hambre para despertar
su instinto depredador.

Ser letales cazadoras
que logren despedazar
a quien, de cualquier especie,
les intente dominar.

(Dedicado a Pascual Saurín)

“Antítesis del Ratón Pérez”

Haris llega a veinticuatro,
ya está acariciando el set
pero en el punto siguiente
no logra cruzar la red.

La renta aún es suculenta
sólo un cruel maleficio
evitaría que logre
incrementar su dominio.

Mas sigue perdiendo puntos
y ni con un tiempo muerto
consigue truncar la racha
que lleva el equipo opuesto.

Y vuelven a caer puntos,
el peligro ya es real,
David se acerca a Marisa
y le da en mano un dorsal.

Entonces entran en pista
sus descomunales brazos
y en un solo movimiento
hacen el sueño pedazos.

Antítesis del Ratón Pérez,
enemiga de Peter Pan,
siempre devuelve a las otras
a la dura realidad.

(Dedicado a Marisa Fernández)

“Amando”

Disfrutar del invierno,
de los días de lluvia,
de las noches de frío,
disfrutar contemplando,
disfrutar imaginando
la flor que crecerá
de las gotas que la lluvia,
la nieve y la escarcha
en la hierba dejarán.

Saber modernizar,
no como aquél
que odia lo antiguo,
saber modernizar
amando al mismo tiempo
lo antiguo, lo clásico,
lo de siempre, lo nuevo.

Saber modernizar,
modernizar amando,
saber amar
y seguir amando.

Poema publicado en “Color Sangre”, dedicado a Fermín Ezcurra.
¡Gracias de corazón!

“Hay cosas que no se pueden medir”

Tal vez no copes los rankings
ni te den un MVP
pues en el voley hay cosas
que no se pueden medir.

Pueden contarse los puntos,
medirse la efectividad
pero no las sensaciones
que consigues despertar:

La imprevisión en la acción
y la total contundencia
que le imprimes al balón
rematado con tu fuerza,

la confianza con la que respondes
a cada colocación
y el calor y la alegría
que le das a tu afición.

(Dedicado a Wanda Banguero)

“Que toque arena en Tenerife”

Si, abandonando su mundo de cuento,
una sirena llega hasta una playa
quisiera que llegara a Tenerife
porque allí sabrán cuidarla.

Si una botella llevara el secreto
para cambiar el mundo en un mensaje
quiero que toque arena en Tenerife
pues sabrán ilusionarse.

Pues la pelota de voley
un día llegó a la isla,
no imaginaba el cariño
con el que fue recibida.

Todos quieren jugar con ella
y celebran su amistad
con equipos, con torneos
en pista y playa por igual.

Esta semana la coronan reina,
lo mismo harán con la sirena
que, perdida en el océano
ponga su cola en la arena.

“Ejecución”

Cuando la colocadora
sabe que el control es suyo
y, entre todas las opciones,
la elige como verdugo

sucede una competición
entre cada uno de sus músculos,
desde los más imponentes
hasta los más minúsculos,

por ser el que más fuerza
aporte en la ejecución
y sea el que más efecto
le imprima a ese balón.

Y el que gane la partida
envenenará a la víctima
que tras un vuelo fugaz
morirá junto a la esquina.

(Dedicado a Bely Meñana)