“¡Síguenos!”

Un juego en que los rivales
se ven pero no se tocan,
compiten por impactar
en el suelo la pelota.

Y, a pesar de la distancia,
que hay entre los equipos,
existe una cercanía
que no has visto en ningún sitio.

Un deporte en que la gloria
nunca es algo individual,
las estrellas más sublimes
sólo consiguen brillar

como piezas de mosaico
de cada constelación,
el remate lo conciben
defensa y colocación.

Por eso siempre un abrazo
pone broche a cada acción,
tanto quién logró su punto
como aquel que lo perdió.

Un deporte en el que sólo
te enriqueces con tu esfuerzo
y el esfuerzo colectivo
sincronizado en el juego.

Una vez que lo has probado
es seguro que te enganche
y vivirás esperando
que alguien haga el primer saque.

En “Alzando el vuelo vóley”
te queremos invitar
a compartir tu deporte
en el mundo digital.

Resultados, entrevistas,
noticias y la pasión
que sólo conoce quien
ha vivido el voleibol.

Te traeremos novedades
te traeremos voleibol,
deja que te contagiemos,
te enganchemos, ¡síguenos!

“Portero automático”

Tal vez los focos en ella
no se centren demasiado,
los titulares de prensa
ni muchos de los comentarios

pero el portero automático
está siempre en modo on
y responde cada vez
que lo demanda la acción.

Así todo el vecindario
puede descansar tranquilo,
siempre está en funcionamiento,
no falla su mecanismo.

Responde sin titubeos
cuando se halla en recepción,
responderá en ataque
cuando reciba el balón,

su confianza le da fuerza
y, por su concentración,
pondrá en órbita la esfera
venciendo la oposición.

Y, si la ocasión lo exige,
y tiene que bloquear
responderá como un muro
ante el ataque rival.

Responde como suplente,
también como titular,
en la capital del Rioja
y en la riojana capital

cuando las grandes estrellas
necesitaban respiro
actuaba el automático
y así su dispositivo

respondía en Superliga
y en Supercopa también
y en las finales de Copa
volvería a responder.

Responde cada vez, nada
frena su funcionamiento,
el vecindario descansa
porque tiene a su Portero.

Dedicado a Amelia Portero

“Velocidad”

Su centro de gravedad
se halla próximo a la pista
y no sabemos si corre
o si tal vez se desliza

pero da la sensación
que en el momento en que sale
el balón ejecutado
tras producirse el remate

Gomi ya acabó su viaje
y, dispuesta en recepción,
queda esperando el momento
en que aterrice el balón

para subir con sus brazos
la esfera que ahora es aliada
y que su colocadora
alce al cielo la amenaza.

Un juego de extremidades
por etapas coordinado:
brazos haciendo palanca
y piernas que van volando.

Su juego de extremidades
es juego que se repite
pero su velocidad
en ningún tiempo remite.

Y así merma la esperanza
de quien vuelve a rematar
de creer que contra el suelo
su balón impactará.

Dedicado a María Antonia Gomila

“Metamorfosis”

Tiene una naturaleza
en continua mutación
y esa metamorfosis
no conoce ni un parón.

Siempre aguarda la amenaza
con sus cuatro extremidades
preparadas para el vuelo
como las aves rapaces.

Y una vez que han rematado,
mientras la amenaza vuela,
adquiere velocidad
del nivel de una gacela.

Su cuerpo se hace flexible,
cartilaginoso y blando
cuando se lanza al vacío
para evitar el impacto.

Y siempre cae de pie
tal y como hacen los gatos
y su cuerpo se hace duro
como si en tan poco rato

un duro caparazón
apareciera en su piel
para esperar al balón
siendo más fuerte que él.

Mas en el último instante
adquiere amortiguación
para dejar a su especie
con ventaja en esa acción.

Si le devuelven la esfera
se vuelve depredadora
con colmillos afilados
para envenenar la bola.

Nunca deja de mutarse
pues muda hasta de color
porque se convierte en líbero
cuando va a la selección.

Todo cambia en torno a ella
todo se halla en mutación
salvo su ansia de ayudar
a su equipo y selección.

Eso está perennemente
en el más alto nivel
y por ello lo hace todo
hasta mudarse de piel.

Dedicado a Alba Sánchez

“Mar en calma”

Es un mar que, siempre en calma,
seduce por la suavidad
de su brisa, de sus olas
que en la orilla han de acabar.

Siempre provoca empatía
a quien contempla su faz,
siempre provoca ternura,
armonía, calma, paz

Siempre salvo en el instante
en que tiene que atacar
en donde saca su espuma
y la bravura del mar.

Cual enfadado Neptuno
en desatada galerna
sale fuera de las aguas,
pone en órbita su fuerza

para ejercer su golpeo
al balón que viajará
hasta perderse de vista
en lo profundo del mar.

Y, de nuevo, en los abrazos
vuelve a ser la suave brisa
que cautiva a quien contempla
su delicada sonrisa.

Dedicado a Mabel Caro

¡¡Gracias, Guaje!!

Comenzaba la batalla
dentro del reino animal,
salió de la madriguera
dispuesto para atacar.

Vio la presa y se lanzó
y, agachando la cabeza,
tres veces soltó el veneno
y vio caer a la presa.

Poema del libro “Fotos y poemas de la Roja”, dedicado al hat trick de David Villa contra Rusia en la Eurocopa 2008

Foto: José Antonio García Sirvent

“Entre ceja y ceja”

Ha ejecutado la punta
un remate contundente,
el balón está volando
veloz y sin parapente

y aguardando está, impaciente,
el momento de impactar
y entre rotación y saque
por fin podrá descansar.

Pero no sabe que enfrente
Patri Rodríguez Iglesias
está dentro de la pista
y ha seguido la secuencia

y tiene entre ceja y ceja
llevar hasta el punto extremo
la velocidad de sus piernas,
la elasticidad de su cuerpo,

poner en tensión los músculos
y a prueba las rodilleras
para impactar contra el suelo
llegando antes que la esfera.

Mejor es que cambie de planes
pues si Patri se ha propuesto
salvarla la salvará
y continuará en el juego.

Ya descansará más tarde
cuando haya un nuevo remate
adonde Patri no llegue
o en el banquillo descanse.

Pero Patri se propuso
que esta pelota no cae
y ya pueden contemplarla
desplazándose en el aire.

Dedicado a Patricia Rodríguez Iglesias

“Cóctel”

Es un cóctel que combina
delgadez y envergadura
aunando su contundencia
con su versátil cintura.

Le permite ser flexible
en rápida transición
y situarse ágilmente
en la franca posición

en que hace valer la parte
corpulenta de su físico
para demoler de un golpe
el balón voleibolístico

que caerá sin opción
de que nadie le dé alcance
aportándole a su equipo
un punto con el ataque.

Volverá el enfrentamiento
y volverá a combinar
la fuerza de su envergadura
y su flaca agilidad

mostrando tranquilidad
experiencia, autocontrol,
la seguridad del sabio
tal vez rija esa expresión.

Dedicado a Rocío Gómez

La actuación en la antigua estación de autobuses, viernes 1 de Noviembre a las 12

Con motivo de la celebración de la Carrera de las Murallas que se celebra la tarde del viernes en la capital navarra, la actuación en el rastrillo de la Asociación Navarra Nuevo Futuro que tendrá lugar en la Antigua Estación de Autobuses de Pamplona será finalmente el viernes 1 de Noviembre a las 12 horas.
Como os informé, en esta actuación voy a compartir escenario con el cantante de música mexicana Chuchín Ibáñez, el silbador José Julio Apesteguía y el también poeta y monologuista Peio Etxarri.
En esta ocasión voy a cambiar el habitual formato de recital de poemas para estrenarme en la modalidad del monólogo poético, en una actuación que combina poesía, humor y alguna sorpresa. ¡Os esperamos el viernes!

“Elasticidad felina”

Instinto olfativo agudo,
elasticidad felina,
reflejos a flor de piel
velocidad infinita

para lanzarse al vacío
y capturar a la presa
sabiendo que su aventura
tiene como recompensa

mantener viva a su especie
que, en rápida transición,
se convierte en atacante
para dar fin a la acción.

Batallas de toma y daca,
de defensas y rearmes,
Claudia abandona la pista
pero al poco tiempo sale

a poner su agilidad
a prueba una y otra vez
chocando las rodilleras
contra el duro taraflex.

Y vuelve a salir ilesa
de tan impetuoso envite,
mantuvo vivo el balón
con su estirada flexible.

Batallas de toma y daca
ponen a prueba su instinto,
su extrema elasticidad
y su tesón infinito.

Dedicado a Claudia Hernández Figueroa